sábado, 27 de agosto de 2011

2.- Naturaleza injusta

Esta entrada se la dedico a una amiga que hoy cumple añitos. ¡Felicidades Maria Dolores!
(Todos los derechos reservados)
Querido diario;
Soy fea y la culpa de que lo haya descubierto la tiene Laura. Hasta la fecha pensaba que nuestras grandes diferencias físicas se debían en buena medida, a que ella es unos años mayor que yo y por lo tanto, su cuerpo tiene las curvas que a mí todavía la naturaleza no me ha concedido. Pero no..., ha bastado con echar un vistazo al pasado para salir del engaño, más concretamente al álbum de fotos que mamá guarda en casa. Le encanta sacarlo a la mínima oportunidad que le surge y presumir de recuerdos delante de las vecinas. Por ello, en momentos así suelo correr escaleras arriba a encerrarme en mi habitación para hacer los deberes. Lo prefiero antes que pasar por ese trance.
Sin embargo esta vez fue imposible escapar dado que Laura sentía curiosidad por verse a sí misma de pequeña, y a mamá por supuesto, le ha faltado tiempo para ir a buscarlo. Aún así hice el amago de escaquearme, pero cuando me incorporé de la silla al tiempo que abrían el libro, me quedé paralizada observando la primera foto. En ella aparecía una niña de unos tres años, de pelo castaño como sus ojos y de aspecto lozano en general. Aunque no fue ésto lo que llamó poderosamente mi atención. La niña cargaba en su regazo un bebé calvo y tan blanco como la cal. Diría incluso que guardaba algún parentesco con Cásper porque además de parecer translúcido, tenía un tamaño de cabeza desorbitado.
—¿Mamá quién es ese bebé tan... raro?
Llamarlo feo era quedarme corta y por otro lado, me parecía cruel tratándose de un niño así de pequeño.
—Cariño eres tú.
Abrí la boca de golpe fruto de la impresión y enseguida escuché las risas de Laura.
—Debes estar gastándome una broma —musité aún conmocionada.
“Y una broma muy pesada”, pensé. Me negaba a considerar que ese trozo de cuero blanco con forma de bombilla, guardara alguna relación conmigo o lo que era mil veces peor, ¡que fuese yo misma!
—En cuanto naciste, supe que Dios tenía que compensarte de algún modo.
Luego creciste y en efecto, no solo te volviste muy guapa sino que también demostraste ser una niña muy lista —aclaró mi madre, con Laura ahora contorsionada de la risa.
Su comentario lejos de hacerme sentir mejor, hizo que la mirara con inquina.
—Gracias Berta —dije su nombre. Solía hacerlo cuando me enfadaba con ella —, me tranquiliza saber que después de todo tenías esperanzas en mí. Y la niña “guapa” que me tiene tomada en brazos es Laura, claro —supuse amargada en voz alta.
Las dos me dedicaron una sonrisa de consuelo antes de contemplar la siguiente fotografía. En dicho retrato, aparecía un hombre alegre de pelo rubio y ojos claros. Era paradójico pensar que ese señor apuesto compartiese rasgos físicos con la niña repelente que abrazaba lleno de amor. Aunque mi pelo siempre fue de un tono rubio más oscuro, rizado, y sin embargo mis ojos de un verde mucho más claro.
—Tu padre decía que eras igual de hermosa que una pariente suya que había muerto de joven —alegó triste al ver que también contemplaba la foto con semblante distraído.
—Pues entonces estaba claro que su opinión era fruto de un inmenso cariño —repliqué convencida.
—El caso es que eres una niña muy guapa —insistió —, y tu padre te adoraba.
—Recuerdo que le encantaba enseñarme trucos de magia y que me contaba historias de “el mago Merlín” —dije con una sonrisa que mi madre me devolvió.
—Bromeaba diciendo que era tu profesor Merlín y que tú eras el joven Arturo porque al igual que él, estabas destinada a encontrar una espada tan importante como la de Excalibur y convertirte en reina.
—Pero antes tenía que encontrar el mapa del tesoro que me conduciría a la espada.
Ambas reímos.
—La verdad es que tu padre Luca estaba un poco trastocado —concluyó con ojos brillantes de sentimiento.
Laura había permanecido en silencio escuchándonos muy atenta. Ella ni siquiera tenía una figura paterna que recordar, por lo que le gustaba oír ese tipo de anécdotas. Supuse que de alguna manera se sentía parte de ellas, puesto que también había conocido a mi padre. De hecho, su madre y mi padre habían sido buenos amigos para disgusto de mamá.
Seguimos comentando fotografías y a medida que pasábamos las páginas del álbum, fui apreciando un ligero cambio en mis retratos, de niña cadáver a simplemente normal. No obstante, en muchos de esos retazos del pasado en los cuales solía salir Laura a mi lado, ella siempre destacaba. Y no sólo porque su piel fuese más morena y mucho más guapa en general, sino que además sus poses frente a la cámara hacían que luciese radiante conforme a mí me hundía en la misería. No lo pude soportar más y le di un pequeño empujón amistoso.
—¿Se puede saber por qué siempre te tienes que poner a mi lado en las fotos? Jolines, mira que te gusta despuntar —añadí picada.
—Dana, yo no tengo la culpa de que hagas muecas cuando te van a fotografiar —se quejó divertida.
—Se llama falta de fotogenia y mi problema no sería tan evidente si tú no te empeñases en humillarme, que por cierto Berta... —dije ahora desviando mi indignación hacia mi madre—, ¿a cuántas vecinas tendré que matar después de saber que han visto mis fotos?
—Uff, me temo que al barrio entero.
—Genial —gruñí enfurruñada.
—Además cuando en un futuro tengas novio, seré cruel y le enseñaré el álbum muy orgullosa de mi niña.
—Entonces razón de más para nunca tener novio —contradije pensándolo en serio.
Decidí que ya había tenido suficiente desempolvando épocas pasadas y me levanté de la silla para dirigirme al frigorífico en busca de un helado de chocolate. De algún modo tenía en endulzar el hecho de que la naturaleza a veces fuera injusta.

24 comentarios:

  1. Me gustó mucho. Creo que a todos nos da vergüenza eso de las fotos más viejas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado!!! Me he reído muchísimo con lo del "bebé Cásper" jajajajajaja Pobre Dana!!! Mi madre también suele torturarme con los álbunes de fotos así que la entiendo...¿cuántas vecinas, amigas, conocidos, me habrán visto bañándome desnuda en un barreño? En fin...me encanta como estos fragmentos de la vida de Dana conectan tan bien con la vida de los demás, seguro que todos hemos vivido en algún momento esas dudas sobre nuestro aspecto y las luchas con las fotos vergonzosas, los albunes y las madres -mala combinación, por regla general-
    Por otro lado el estilo me gusta...directo y sencillo, como corresponde a un texto que forma parte de un diario personal (la de veces que he tenido que leer textos que dicen pertenecer a diarios de adolescentes y usan una expresión y un estilo que podrían pertenecer a un poeta del siglo XVIII -.- ).
    En fin, mi más sincera enhorabuena y sigue sorprendiéndonos.

    ResponderEliminar
  3. Ohhh cada cosa que leo quedo más fascinada!! me encanta, como me he reído!!
    Pobre Dana!!

    Queremos más de esto nenitaa!!!

    ResponderEliminar
  4. Que genial este pedacito, me ha gustado porque concientemente menciona cosas que conocimos con anterioridad y te dejan pensando "Si Dana supiera..." ..
    Bien, hablando del diario, quien no envidio que su amiga fuese mas fotogenica o hermosa que uno, creo que es parte de la adolescencia porque recuerdo como me sentía tambien =P

    Enone tiene razón es un buenisimo diario directo y no con ese aire de diario melodramatico que hemos tenido que leer por ahi.
    Raquel ! quiero mas de Dana, ya la estaba echando de menos...!

    ResponderEliminar
  5. Una preciosidad! Gracias por compartirlo con nosotros

    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  6. Jajaja! lo del bebé cadáver me ha tocado la fibra, qué risa, es genial!
    Me encanta este nuevo fragmento del diario de Dana, no sólo nos muestra imágenes de su padre, del que sabemos tan poco, sino que nos permite conocer sus dudas tontas y sus complejos, es una adolescente de carne y hueso, muy humana, muy natural, nada de la princesa perfecta llena de virtudes, sino alguien parecido a lo que todos hemos sido a su edad.
    Muy bien narrado, el tono es el que corresponde a un diario, como ya ha dicho Enone, estoy deseando leer más, ver cómo la edad y las experiencias la van convirtiendo en la mujer que ya conozco tan bien, ver cómo su estilo se transforma hasta convertirse en la prosa que me enamoró desde el primer momento. Sé que vas a seguir sorprendiéndome y deleitándome. Sigue escribiendo, mi Reicaal, mejoras en cada relato.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Dany sobre todo cuando se tiene motivos para avergonzarnos de ciertas fotos! jajajajja Besotes

    ResponderEliminar
  8. Enone pues si tu te reíste con lo de Cásper, imáginate yo al escribirlo. Mi novio a veces alucina porque me ve reir sola ante la pantalla del ordenador pero es el precio que tengo que pagar en estar abducida por Dana jajjajaja.Y si, hay ciertas fotos que un momento dado nos pueden buscar la ruina xd. Me alegro mucho de que te gustara. Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  9. Kristen pues todavía no sabes la que te espera con Dana! En serio, esta loquita hace que mi mente desprenda humo como una locomotora, por lo que no te preocupes que leerás más cosas sobre ella xd. Besotes!

    ResponderEliminar
  10. Carla si, yo también creo lo mismo que tú y cuando escribo sobre esta Dana adolescente pienso..., si supieras la que te espera jajajaja. Es cierto que todos nos sentimos inferior a alguien en un momento dado y Dana no iba a ser diferente. No sabes que sorpresa grata verte por aquí xd. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. "Libros" gracias a ti por pasarte por mi humilde rincon. No dudes que en cuanto pueda haré lo mismo xd. Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Bea!! me encanta que te rías con Dana, tú mejor que nadie sabes lo importante que es, hacer que un escritor entretenga de esa manera xd.
    Si, Dana es un personaje (incluso me duelo decir esta palabra) muy real en todos los sentidos. A pesar de la naturaleza sobrenatural en la que está envuelta, ella siente, se equivoca y sufre como una humana cualquiera. Una de las cosas más bonitas que me decís sus seguidores, es que a veces os sentís reflejados en ella. No sabes lo feliz que me hacen ese tipo de comentarios. Por otro lado me satisface safer que mi prosa os gusta xd. Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. Jejeje, a parte de que me ha gustado un montón, también me he reído. Que forma tan espontánea y cercana de hacer un relato breve, y de describir un momento tan vergonzoso para la mayoría como es el de ver fotos(a menudo bochornosas)del pasado. Besos guapetona!!

    ResponderEliminar
  14. Hola preciosa.ya te lo he dicho por mensaje pero lo pongo aquí tb para que se entere todo el mundo, eres única, tienes un manejo de lo cómico que me encanta y lo sabes, pq lo mezclas con todo tipo de sentimientos sin perder nunca el norte. A ver si ya las editoriales dejan de fijarse tanto en autores extranjeros o consagrados besos

    ResponderEliminar
  15. Hada muchísimas gracias!!! pero es que Dana es así, toda ella espontanea y directa xd. Besazooss!!

    ResponderEliminar
  16. Bueno, bueno Rocio no vale ponerme colorada!! que yo enseguida me sonrojo como si le hubiera dado a la bota de vino. Muchísimas gracias por tan lindas palabras!! Se siente una muy dichosa con este tipo de comentarios xd. Un besazo!

    ResponderEliminar
  17. No seas modesta, es lo bueno que tienes, y esa sencillez la plasmas con el alma

    ResponderEliminar
  18. jajaja muchas gracias por tus palabras, guapisima. Un besazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola, Raquel me encanta la forma que tienes de describirnos a Dana. Es muy real y fácil de hacernos sentirnos identificados con su inseguridad, su juventud, sus promesas sin sentido...
    Muy bonito, reina. Espero más =)
    Un beso.
    www.miltyflinn.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Genial Raquel!!! Me voy a leer lo que sigue!!! Algo bueno tiene que tener el ir retrasada en la lectura de vuestros blogs...
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja me ha encantado! no he podido evitar reirme mientras lo leia.. me siento muy identificada, a mi me paso algo parecido hace unos años.. aunque era mi padre el que abría e álbum! xD

    Sigo leyéndote, un besote!! ^.*

    ResponderEliminar
  22. Isaku me encanta que te encante xd. Los albunes pueden ser motivo de chantajes muy valiosos. Y las madres lo saben xd. A mi nunca me ha pasado pero imagino lo incomodo que puede ser para esa persona, por eso me compadezco de ti por ese momento jajajajaja. Un besazo!!

    ResponderEliminar